VIVE EL TURISMO DE NATURALEZA EN BOGOTÁ

Bogotá es una de las capitales del mundo con mayores áreas naturales ya que el 70% de su superficie en zona rural. Además posee 15 humedales, más de 190 quebradas y el páramo del Sumapaz, el más grande del mundo. Es un escenario propicio para realizar diferentes actividades de turismo naturaleza; entre ellas el avistamiento de aves, ya que se pueden observar unas 250 especies entre locales y migratorias de las cuales 3 son endémicas, es decir nativas de Bogotá.

Realizar avistamiento es uno de los planes recomendados para Semana Santa pues es una excelente época para ver aves migratorias boreales, que están haciendo una parada en la ciudad para alimentarse y recargar energías en su ruta de regreso a su territorio. Hay diferentes escenarios donde se puede hacer avistamiento como la isla del Parque Simón Bolívar o el Jardin Botánico, siempre muy temprano en la mañana; se recomienda realizar esta actividad en entornos armónicos como humedales, pues permiten la observación de diferentes especies. El Humedal Santa Maria del Lago, por ejemplo, es accesible para todo tipo de público, cuenta con recorridos de educación ambiental y tiene acceso permanente en los horarios establecidos. En la página www.humedalesdebogota.ambientebogota.gov.co está la  información clara de acceso a cada humedal y para la visita se puede contactar un operador turístico con Registro Nacional de Turismo, para realizar el avistamiento guiado de la mano de expertos y obtener una mejor experiencia.

En el sur de Bogotá lo invitamos a conocer la oferta de turismo rural comunitario:  mujeres campesinas de la vereda La Requilina, en Usme, y agricultores de Ciudad Bolívar, ofrecen recorridos con atractivos propios del campo, además de la degustación de la gastronomía local, el aprendizaje de la agricultura y algunas artesanías, hortalizas orgánicas, miel y derivados lácteos. Esta es una verdadera sorpresa al poder disfrutar de la naturaleza sin salir de la ciudad.