VIVE UN VIAJE DE SABORES EN BOGOTÁ

Bogotá se destaca por su variedad y calidad gastronómica, incluso cinco de sus restaurantes figuran en la lista de los 50 mejores de Latinoamérica. Perfecta para cualquier plan de gastronomía pues cuenta con zonas donde la buena cocina es la orden del día. Zona G, Quinta Camacho, Zona T, Zona C (La Candelaria – Centro Histórico), La Macarena, Parque de la 93, Usaquén, las coloridas y pintorescas plazas de mercado y algunos restaurantes en municipios de la sabana de Bogotá te llevarán por un viaje lleno de sabor.

En el centro convergen varias zonas: la Zona M de la Macarena, es epicentro gastronómico de la localidad de Santa Fe, en donde podrás deleitar tu paladar y contagiarte de su ambiente bohemio. Cerca del Planetario de Bogotá se encuentran restaurantes de comida típica colombiana e internacional, entre las carreras 4ª y 5ª y las calles 26 hasta la 33, y también un grupo de acogedores lugares sobre las calles 29 y 30 entre carreras 5ª y 7ª.

Las plazas de mercado, patrimonio cultural vivo de la ciudad son base de la gastronomía bogotana. “La Perse”, como se conoce a la plaza de La Perseverancia construida en 1940, ofrece en sus cocinas tradicionales las mejores preparaciones colombianas y deliciosos jugos de frutas, elaborados por expertas cocineras de varias regiones del país. En La Macarena y la plaza de La Perseverancia se destacan los ganadores del concurso del Día del Ajiaco Santafereño 2017 y 2018, una oportunidad para disfrutar de este plato insignia de la ciudad.  

En la Zona G ubicada en la localidad de Chapinero podrás encontrar platos novedosos y restaurantes de carnes argentinas, platos franceses, especialidades árabes e italianas, sabores del Caribe y Pacífico colombianos; pastelería y panaderías especializadas en amasijos bogotanos.

Situado al norte de la ciudad,  la Zona T y el Parque de la 93 ofrece todo tipo de restaurantes en el que jóvenes cocineros compiten como líderes de la buena cocina, mejor cava y excelentes diseño y decoración. Ofrece variedad en cocina internacional y es una buena opción para salir a cenar, tomarte un buen café colombiano o ir de copas.

Cerramos este viaje de sabores en Usaquén, centro fundacional de calles estrechas, sus conservadas casas tradicionales de un piso y patio empedrado, y la iglesia con su pintoresco parque, donde antiguas casas de este sector fueron convertidas en agradables restaurantes de comida internacional y colombiana, cafés, bares y pubs. Y, si es domingo no se puede dejar de recorrer el tradicional mercado de las pulgas, ¡un magnífico plan!